XI //

5 planetas.



Contuvo la respiración con el peso de los cinco océanos sobre sus pulmones mientras un gélido viento le acariciaba delicadamente la piel. Fue entonces cuando sintió la extraña sensación de que todo aquello estaba bajo su control; el tiempo, el espacio, hasta el aleteo de las mariposas estaba sometido a su poder, tan grande que era capaz de luchar contra el mayor de los titanes siempre y cuando él estuviera a su lado. Era en esos momentos, frente con frente y sin realizar el menor movimiento, cuando el universo entero parecía detenerse para contemplar a dos jóvenes desafiar a la muerte con la creación de algo eterno.


Y es que no hay mejor sensación que sentirse enorme siendo tan pequeño.

5 comentarios :

  1. Yo creo que casi siempre me siento pequeña.

    ResponderEliminar
  2. Awww cierto, todo sería fácil si fuera pequeña. Besotes, te espero en mi blog.

    ResponderEliminar
  3. Poder derrotar a cualquier titán. Me leeré esta entrada siempre que me sienta pequeñito.
    :)

    ResponderEliminar

Envíame una lechuza con tu mensaje.

 





Todo el contenido está protegido. ©2014